Ir al contenido principal

Recolectando frutos.








Hola, mis mariposas, compartir con todas vosotras la felicidad que me invade. ¿El motivo? muy sencillo y a la vez muy grande. 

Después de un duro año de trabajo, en el que luche por mejorar y aprender, sigo en ello, imagino que nunca se aprende del todo. La recompensa me llega de la mano de Café Librero, no con una sino dos nominaciones. 




Os podéis imaginar la de mariposas que revolotearon en mi estómago cuando recibí la noticia. ¡Cientos! que digo cientos ¡Miles! Mi nombre estaba junto a escritoras compañeras y admiradas, y mi novela junto a novelas que me hicieron soñar. 




Y es que las que me conocéis sabéis que nunca,  cuando empecé todo este mundo, me imaginaba llegar ni a la mitad del camino donde estoy. 

Pero sí, aquí estoy con mis dos nominaciones debajo del brazo. 

NOMINADA a la Autora Revelación. 








Nominado Quiero Respirar al  mejor libro autoconclusivo ( para las que se lo pregunten significa libro que tiene un principio, un desenlace y un final). Vamos que no hay que esperar a leer otro para saber como termina. 







Me siento abrumada por las felicitaciones, por la nominación y por la respuesta de todas mis mariposas queridas que no dudaron un instante en mover sus alas para darme su apoyo en forma de voto. 
 Estoy convencida de que esto es solo una señal que me dice que debo seguir trabajando duro muy duro para poder ofrecer a mis mariposas lectoras historias que sean dignas de entrar en nominaciones como esta. 


Mariposa si quieres darme tu voto, te dejo el correo donde puedes hacerlo. 

cafelibrero@gmail.com 

Gracias de corazón por adelantado. Y gane o no, este  momento de felicidad ya no me lo quita nadie. 
Otro momento bello para llenar mi mochila de escritora.