Mis novelas

Mostrando entradas con la etiqueta Con Ca de Chary Ca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Con Ca de Chary Ca. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de febrero de 2017

Nunca más. Relato

Nunca más, relato contra el acoso escolar.




¡Hola, mariposas!

Nunca más, es un relato que nace desde la humildad y las ganas de aportar un pequeño grano de arena a este problema social que nos afecta a todos en mayor o menor grado.

El acoso escolar o bullying es un problema que está comenzando a ser demasiado común en colegios e institutos.

Como madre, es un tema que me asusta y mucho. Por desgracia, lo he vivido recientemente a través de la hija de una gran amiga. Y os puedo asegurar que todo lo que nos cuenta o nos enseña la televisión, es poco para lo que de verdad llega a suponer tener un hijo acosado.

El acosado sufre un deterioro psíquico, difícil de reparar, su recuperación siempre irá en función de lo a tiempo que se llegue a ser conocedor del problema. Situación en la que centros y profesorado tienen una responsabilidad a la hora de detectar el problema lo antes posible. No es fácil, lo sé, pero tampoco imposible.

martes, 7 de febrero de 2017

Elegí ser madre con todas las consecuencias.





Yo también soy madre y a diferencia de lo que estos días se dice en las redes sociales ser madre no me restó calidad de vida, simplemente cambió mi vida.

Quede claro que escribo este post, no habiéndome quedado solo con el titular de la noticia, si no habiéndola escuchado entera.

Claro que las madres tenemos derecho a quejarnos, en qué momento se dijo lo contrario. Como personas tenemos derecho a quejarnos de la misma manera que tenemos derecho a quejarnos del matrimonio, de la familia, de los compañeros del curro o de los políticos. Creo que quejarse es algo natural y necesario dentro de la condición humana.

lunes, 6 de febrero de 2017

Seriando II










Vuelvo hoy con más series, parece que le estoy tomando gusto al tema. Pero me divierte contaros lo que veo y si con mi opinión (nunca trato de juzgar, solo opinar) consigo que os ayude a encontrar algo que ver y disfrutar pues ya me doy por satisfecha.

Hoy os hablo de dos series de un género nuevo para mí, la fantasía, al que no suelo dar una oportunidad pero del que puedo decir que en la vida se debe de decir nunca jamás.

Esta vez Bitten y Glitch son las elegidas. 


viernes, 20 de enero de 2017

Seriando I









Hola mariposas, hoy quiero hablaros de dos series que vi en estos días y que a pesar de ser muy diferentes, han conseguido sorprenderme con sus personajes, su guión y su extraordinarios finales.

Hoy en día con tanto donde elegir creerme que es complicado encontrar algo que  enganche.

La primera de la que os hablaré la vi en Calle 13, se titula eyewitness-testigo.




En honor a la verdad cuando la comencé a ver estaba con otras dos series que me tenían mucho más absorbida y no me enganchó mucho, pero coincidiendo con el parón navideño al que las cadenas de televisión nos tienen condenados, le di otra oportunidad.

miércoles, 18 de enero de 2017

Los olores del día a día.


Hiperosmia 









Hoy leo una noticia en  20 minutos.es   que me llama la atención y quiero compartir con vosotras mariposas. 

Estoy segura que muchas de vosotras habéis sufrido “hiperosmia” (trastorno que te hace percibir olores que pasan desapercibido para otras personas).

Dudo si yo padezco ese trastorno pero de lo que si estoy segura es que siempre tuve para bien o para mal muy buen olfato.

Un gran inconbeniente, por desgracia en la vida todo no son buenos olores y claro siempre te acabas tragando los olores pudendos que otros ni siquiera llegan a percibir.

A mí en especial me molesta mucho, no sé si a vosotras os pasará lo mismo, el olor a sudor.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Número 2 de Mangata-Magazine





Hola, mariposas, en estos días os propongo adentraros en las páginas la revista digital Mangata- Magazine , un trabajo con un contenido que no os dejará impasible. 

¿Qué puedes encontrar dentro de sus páginas? Pues te voy a dar unas pinceladas y estoy segura de que te animarás a leerla. 

Te encontrarás con unas recomendaciones tanto para el cine, música o lectura que pueden ser muy interesantes en este mes que ya nos acompaña. Seguro que algunas de las propuestas te gustan para ponerlas en práctica. 

Podrás perderte en uno de los relatos que, con motivo de estas fiestas se publican. 

"Una navidad diferente" escrito por Isabel M. Sierra, te adentrará en una cena de navidad en la que el pavo no es el plato principal. Prepárate a pasar miedo, pero sobre todo a disfrutar con un relato tan intenso. 

"El reflejo del alma" escrito por Aeryn Anders ,  te tocará el alma, una oda al espíritu de la navidad y a la fortaleza del ser humano de no dejarse vencer. Un relato que dejará una sensación de esperanza dentro de ti. 

"No eres un extraño" escrito por una servidora Chary ca, con el que intento hacer que tus sentimientos queden a flor de piel junto con una ganas de saber más. Un relato que deja la puerta abierta a la sorpresa y a qué en navidad todo puede pasar. 

Otro de los relatos que puedes encontrar en esta revista viene firmado de la mano de la escritora
  Fify Lopez, con cuyo título " El silencio" nos traslada a los momentos previos a comenzar un nuevo viaje quizás mucho más placentero. 

Pero no todos son relatos entre las páginas de la revista, también vais a poder disfrutar conociendo a Daniel Marín, un pintor, un genio que se hizo a sí mismo y tras cuya entrevista quedareis impresionados. Con él, conoceremos las técnicas y formas con las que consigue que un lienzo en blanco pase a ser una armonía y explosión de colores y sensaciones. 

No os podéis perder el momento en el que la gran Noelia Amarillo ,toma relajada un té con nosotras contándonos todo lo que siempre hemos querido saber sobre sus personajes, su imaginación y alguna que otra cosa personal. Seguro  que te gustará tomar el té con nosotras. 



martes, 11 de octubre de 2016

Ser madre, una gran labor.









Cuando una mujer es madre, el día a día con sus problemas y situaciones va haciendo que se olvide el verdadero sentido de la palabra.

Todos los seres humanos adquirimos la fea costumbre de no valorar lo que tenemos hasta que no lo perdemos y pensar en esa fea virtud es lo que me hace llegar a esta reflexión.


Yo, adoró a mis hijas, me gusta cuidar de ellas, despertarlas y dejar que sus “buenos días, mamá” iluminen mi mañana.


Disfruto haciendo su desayuno, preparándoles su ropa, peinando sus largas melenas y saboreo esos momentos de conversación que tenemos camino al colegio, donde hablamos de nuestras cosas, de esas que solo nosotras tres entendemos y que nos hacen sentir especiales y unidas.

domingo, 2 de octubre de 2016

Tarde en la radio.











Hola, mariposas, si algo tengo claro dentro de este mundillo de la escritura, es que gracias a él, estoy conociendo a gente maravillosa que estimula mi vida, que me ayuda a crecer, como escritora pero sobre todo como persona. 

Muchas veces cuando una se convierte ,en una rata de biblioteca, se le olvida que más allá de las teclas y la pantalla del ordenador, existe un mundo alucinante que se mueve y respira. 

Ni que decir tengo que mis lectores son fieles e intentan ayudarme dentro de sus posibilidades. Algo por lo que siempre les estaré agradecida. 

Hoy os cuento el caso de una mariposa llamada Rosa (ella sabe quién es) vecina de una localidad cercana a mi domicilio llamada Torrent. 

El caso es que Rosa después de conocer mis novelas en digital, quiso tenerlas dedicadas en papel.  Hecho que  me conmueve y me llena de un orgullo inmenso. 

Al ponerse en contacto conmigo para que le hiciera llegar la segunda novela A través de su objetivo. Me comentó la posibilidad de ponerme en contacto con un librero de su localidad, para ver si así me podía surgir la oportunidad de estar firmando libros en la Feria del Libro de Torrent. 

Yo le contesté que por supuesto estaría encantada de que algo así sucediera. Y dicho y hecho me dio su teléfono. 

En ese momento conocí una persona para la cual no existen palabras que puedan llegar a calificar en su plenitud, su forma de ser y sobre todo su calidad humana. 

Me estoy refiriendo a Sento Beguer, propietario de Els llibres de Sento. 

Sento y Chary Ca

jueves, 22 de septiembre de 2016

El nacimiento de una nueva era para la cultura.





Mis queridas mariposas , la entrada que a continuación os dejo es para compartir con todos vosotros el descubrimiento de una revista digital Mangata-Magazine.









Una revista que arriesga apostando por la información y la cultura. Un lugar donde perderse para poder encontrar eso que hace tiempo vas buscando. Información de calidad, amena y entretenida.

Una publicación que con su primer número está consiguiendo un record de visitas. ¿Y sabéis por qué? Pues sencillo, porque es una revista hecha con dedicación y respeto, si respeto hacia el talento que nace y se consolida en nuestro país, un talento que consumimos pero al que tenemos un poco olvidado.


Por ello desde Mangata-Magazine se quiere reivindicar ese puesto que todos los artistas se merecen, pertenezcan al ramo que pertenezcan.


Y desde aquí y con esta entrada queremos animaros a que conozcáis este gran trabajo y valoréis por vosotros  mismo.


Deciros que entre sus páginas podrás encontrar secciones muy interesantes como; Descubriendo a…, One Upon a Time, La hora del Té, Marcando la diferencia, Nos vamos al cine o Mangata Club entre otros.


Desde aquí desearles toda la suerte  y el apoyo que se merecen  para que nunca nos falten iniciativas como esta para llenar nuestros ratos de ocio.










  

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Feliz año nuevo









No sé si a muchas de vosotras os pasa como a mí. Pero no consigo hacer que el año nuevo comience en enero. Para mi desde que tengo uso de razón (que tampoco es que me sobre) jajajaja. El año nuevo comienza en septiembre

Ese es el mes por excelencia en el que todo cambia, donde vuelve de nuevo a la rutina después de dos meses de descontrol, donde los horarios se quedan prendidos del perchero junto a las mochilas, el bolso y todas esas normas que a lo largo de los meses nos acompañan queramos o no.


Porque al menos a mi así me pasa; es empezar septiembre y plantearme, que objetivos me gustaría cumplir, que cosas me gustaría cambiar para mejorar. Es el mes en el que las niñas estrenan; zapatos, zapatillas, mochilas, estuches, material escolar, libros…. Hasta el presupuesto anual de la casa se hace en este mismo mes, ya programando todo lo necesario para los siguientes meses.





Septiembre es el mes en el que te propones; ir al gimnasio, ser mejor hija, mejor amante…. En el que te engañas a ti misma diciéndote que desde ya, te levantaras cada mañana en el mismo momento que suena el despertador. Y casualmente lo haces los dos primeros días después el tema cambia y al igual que el día va acortando un minuto de luz al día, tú te ves apagando el despertador y diciendo cinco minutos más, que no nos equivoquemos eso es al principio porque pasado los meses esos cinco minutos llegan a ser tan largos que se transforman en media hora, por lo que vuelves a levantarte con el tiempo pegado al culo y ya pues eso todo va de culo.
Para mí eso también tiene su encanto, es  como una rebeldía, se lo que debo hacer pero no me da la gana hacerlo.

Septiembre es el mes más odioso del año. Hace más calor que en agosto o julio. Ya no estas de vacaciones, vuelves a la puñetera rutina, no haces ya cosas de verano pero tampoco es otoño.

Hasta la tele es un coñazo en septiembre porque todo son anuncio de próximos externos pero de momento siguen apareciendo los refritos del verano.

Hablando de televisión, es justo en este mes, donde salen todos los fascículos coleccionables del mundo mundial. Si puedes pensarlo puedes coleccionarlo. Yo nunca fui de empezar nada de eso pero si lo haces y no logras terminar esa colección no te apures, en un año para septiembre vuelven a lanzar de nuevo, imagino que con el stock acumulado que tienen de los septiembre anteriores.

No se me olvida que para las familias en edad escolar, este mes es el mes de las circulares. Cada vez que el niño viene a casa te invade con cientos de papeles y circulares, que digo yo menudo gasto innecesario de papel ¡salvemos al planeta! estamos en la era de la tecnología, con un correo electrónico o una información en la web del centro, sería más que suficiente para no tener que empapelarnos a circulares.

Jolín que estoy firmando más circulares estos días que novelas y eso duele y mucho. Jajajaja

Luego septiembre también es el mes de la frase estrella de los que les gusta amargar la existencia, esta frase no es otra que esta “Ya estamos en navidad”. Pero vamos a ver, no vengas tocando la moral, aún estoy en plena cuesta de septiembre, y ya me calientas la cabeza con la navidad y sus gastos desorbitados, no hombre no, dejamos respirar un rato. Deja que se caigan las hojas de los arboles como es debido.


En fin Serafín, que creo por todas las pruebas reunidas que el año de Chary Ca comienza el 1 de septiembre, porque hasta casualmente la peor cuesta no es la de enero sino la de septiembre. Que esta sí que para subirla necesitas pasar por una tienda especializadas y ponerte un full equipe para trepar semejante cuesta y no pegarte un guarrazo de manual.


¡Qué largo! se me hace septiembre. A partir de ahora ya sabéis él porque es.

Y vosotras mariposas seguro que alguna amará este mes, porque no me contáis que de bueno y que de malo tiene este noveno mes del año.

Como siempre os digo, gracias por vuestra visita, sera un lujo leer tu comentario, el blog se alimenta de ellos y así tenemos oportunidad de conocernos un poco mejor. 




martes, 6 de septiembre de 2016

Comentarios asesinos.



imagen sacada de google 




El poder de un comentario.



Volvemos de nuevo a estas locuras, “alrededor de la mesa-camilla, de las redes sociales”.

Comienzo esta temporada con un tema, cuanto menos controvertido, del que por supuesto, tendré detractores y seguidores. Pero tras una visita por la red, este tema, me dio mucho que pensar y quería compartirlo con mis mariposas.

Ese tema no es otro que los comentarios sobre las lecturas realizadas y el poder que la gente cree tener al hacerlos tras el anonimato.

Ignoro si sois de las que antes de leer una novela os dejáis llevar por los comentarios, o por lo contrario, tenéis un criterio propio al que dejáis la tarea de la elección.

Yo desde luego nunca los leo y para elegir una lectura me fijo más en que la portada me sorprenda, la sinopsis me atraiga o que el autor sea de mi agrado y me guste su manera de escribir. Nada de esto me asegura un resultado seguro pero ese es mi criterio.

Tampoco soy de las de poner comentarios entre otras cosas se me olvida, la verdad, aunque de hacerlo desde luego me cuidaría muy mucho de hacer de componente de la Real Academia de la lengua, de editor experimentado o de poseedor de la absoluta verdad. Y eso precisamente es lo que me encuentro últimamente.

Ayer mismo me llamaron la atención tres comentarios  hechos sobre la misma novela que me dejaron ojiplática  como poco. 

Ninguno de los tres tenía nada que ver. Y eso me llevó a la certeza de que existen varias clases de comentarios o comentaristas.  




1.- Tenemos los comentarios llamados “buscando el error ortográfico” en los que el lector solo se dedica a localizar posibles fallos y hacerlos  notar. En cuyo caso me imagino que poco pudo disfrutar de la historia pues en vez de leerla lo que hizo fue corregir en busca del gazapo. Cosa que me desagrada. 

De verdad ¿este lector es tan entendido en el arte de la escritura como para que mientras disfruta de la lectura darse cuenta de los posibles fallos ortográficos? y es más, ¿seguro qué donde el pondría la coma es el sitio correcto? 

Yo que llevo varios años intentando aprender y os digo que en ocasiones es bastante difícil y tienes que revisar  muy bien la frase y el conjunto del texto para darte cuenta de ello. Por no hablar de los constantes cambios de la Rae en cuanto a acentos se refiere. Y ya sé que me vais a decir que algunas tienen fallos que sangran los ojos, y no quito ni pongo razón, pero creo que existen otros medios para hacérselo saber, al autor en cuestión, que no en un comentario. 

Imagino que si a pesar de todo quieres comentar, puede hacerse de una manera más elegante.

Lo más penoso es que quien hace comentarios de ese calibre no se da cuenta del daño que hace, a un trabajo realizado a base de mucho esfuerzo con  horas robadas al sueño y a la familia, consiguiendo desprestigiar una novela hecha con amor e intento de superación.

Vamos que me parece ir a tirar por tierra una novela y no a comentar nada de ella.



2.- Llegamos a los comentarios llamados
 “ soy editor profesional y no ejerzo de ello”. Ese que es capaz de leer la historia una sola vez y darse cuenta de la profundidad de sus personajes, de su correcta o nula evolución, de las licencias de autor y un etc., de cosas que me parecen alucinantes que se llegue a intuir en tan solo una pasada. 

Quien escribe sabe la de veces que se tiene que leer una historia para poderse dar cuenta de esas cosas, y cualquier editor que se precie sabe la de horas que a este trabajo en cuestión se dedica. 

Pero llega este experto lector y se queda tan pancho diciendo que no le gusta la novela por sus personajes vacíos y un sinfín de perlas, con las que se queda más tranquilo que el mundo entero. Otro que no sabe el daño que semejante comentario  llega a causar a ese autor.





3.- Otro comentarista seria el llamado “Yo nunca voy a leerte, pero comento lo que pienso” Este espécimen es aquel que se  queda orgulloso cuando  dice  que la novela es tan aburrida que ni siquiera acabó de leer y que desde luego más vale que su autor se dedicara a otra cosa.

Y ya está, como opinar es libre pues él opina, lo primero que se le ocurre es permitirse la licencia de decir que no la recomendaría ni a su peor enemigo. Vamos  para flipar.


4.- Por último, llegamos al comentarista llamado “dar crema a pesar de todo”. Para este lector  todo es tan maravilloso que como poco nos estamos perdiendo el próximo premio nobel y desde luego su autor es un genio de la escritura. 
Vamos estos también son comentarios que aunque es cierto que no hacen daño a la novela si pierden credibilidad.


No me enrollo más, sé que muchos estaréis en desacuerdo, pero me gustaría llegar a la reflexión de la responsabilidad que comentar el trabajo de otro requiere.

No podemos creernos súper héroes, ni mucho menos en poder de la verdad. Y creo que falta mucha empatía a la hora de comentar cualquier novela.

Yo en particular pienso que si una novela  no te gusta, no se debería comentar, pues las opiniones son subjetivas. Y sobre todo creo que comentar una novela no es hacer una reseña, por lo tanto ese comentario debería ser de un estilo más acertado. Es decir contar lo que esa novela nos hizo sentir, si nos sorprendió, nos decepcionó, que fue lo que  nos esperábamos o si por el contrario no llegó a comunicar con nuestro estado de ánimo.

Yo misma sin ir más lejos ayer, cayó en mis manos una novela nada conocida, de la que os aseguro posiblemente no tuviera la mejor de las correcciones ortográfica del mundo, pero ni cuenta me di, pues estaba tan metida en los personajes y en lo que estos me estaban haciendo sentir que una coma más o una coma menos no me pareció relevante. Me pareció mucho más relevante que la obra consiguiera que dejara todo lo que tenía programado pues necesitaba saber más y conocerla en su totalidad. Y eso es lo que yo considero se debería comentar.

De los comentarios que se hacen a mis novelas, los que de verdad valoró y doy importancia son precisamente a los que me dicen y me hablan de los sentimientos que les desperté y el sabor de boca que con ellas les dejé.

Que alguien me diga que la historia de amor es creíble, que le parece exagerada o que es una historia de amor inigualable, la verdad no me hace más que gracia. Es la primera opinión  la que me anima a seguir en este mundo ingrato de la escritura, donde día a día parece que en vez de creadores de sueños somos impostores oportunistas y todas esas lindezas de las que se nos acusan.

Solo os diré antes de que podáis contestar y con respeto decirme vuestra opinión que me gustaría que los lectores fueran más lectores que comentaristas y que antes de poner un comentario, fueran capaces de comprender el exceso de trabajo que se hace por amor con la única ilusión de que el lector sueñe, se emocione, llore, tenga miedo y en definitiva, viva otro mundo diferente al suyo.

Y ahora sí, es vuestro turno para opinar.
Se me quedan en el tintero otros temas, que darían para otra entrada. Cómo por ejemplo la compra de comentarios a cambio de regalos. Da la impresión que una novela solo es digna si cuenta con miles de comentarios en Amazon. Otro juego muy peligroso de que pronto hablaré en una nueva entrada.
Como siempre mariposas, gracias por volar a mi lado, por formar parte voluntaria de esta locura llamada “La buhardilla de las mariposas”.

Espero encantada tus comentarios y ya sabes que opinar os hace estar presentes en el blog y a mí me llena de ilusión, motivándome para seguir trabajando en él.



miércoles, 15 de junio de 2016

¿Está la playa sobrevalorada?



Llegados a este punto de la primavera, a unos días escasos del verano. Bueno eso según el calendario porque si a temperatura nos referimos, ya ni recuerdo desde cuando estamos en verano.

Pues como decía llegado a este punto me pregunto ¿está la playa sobre-valorada?






Creo que existen dos frentes destacados, por un lado los que piensan que por supuesto está más que  sobre-valorada, para ellos supone un esfuerzo innecesario el tener que ir hasta la playa para pasar calor, llenarse de arena y aburrirse como ostras tumbados en la arena.




Si a todo esto le añades el luego tener que volver más acalorado y con toda la arena pegada en el cuerpo, más las molestias de una piel irritada por el sol, pues si la playa vista así es un tostón.
También existen para los que la playa es seudónimo de chiringuito, y que la única arena que pisan es la que tiene el propio chiringuito bajo sus mesas. Que oye; a nadie le amarga una cerveza o un tinto de verano bien fresco, acompañado de sus pescaditos fritos o su ensalada rusa.





En el otro extremos están los que como una servidora, ama la playa y el único inconveniente que le ve es el soportar a los que se creen Rafa Nadal y se lían a jugar a las palas justo encima de tu toalla. (Sé que ahora muchas estarán odiándome, pero bueno es mi opinión) y de todas maneras me aguanto y me callo porque parece ser que se ha convertido en un deporte nacional.






Pero como iba diciendo, a este grupo que adoramos la arena, no nos molesta, al contrario nos gusta esa sensación de libertad que nos proporciona el contacto con la palma de nuestros pies descalzos.


Y es que una vez allí tumbada, una se mimetiza, se relaja y junto al sonido de las olas llega a alcanzar el nirvana, a no ser por la pelotita que en ese momento aterriza en la tripa.

A mí me gusta la playa, de hecho creo que no podría vivir lejos de ella, para mí no existen los inconvenientes, solo las ventajas.

Allí a orillas del mar, sintiendo la brisa en mi cara, mi mente se despeja, mi yo interior se sintoniza en armonía con mi yo espiritual.




Por eso aunque conforme pasan los años el calor cada día me molesta más, adoro esta época del año en la que tengo la oportunidad de llegar a la orilla y sentirme parte del paisaje.




No quiero acabar esta entrada sin comentar que el sentido de la vista también tiene su recompensa, porque aunque los bombones se derriten al sol, alguno se atreve a pasear y exhibirse para deleite del personal.

Así que un año más disfrutaremos de esos momentos inolvidables que se viven a la orilla de la mar.

Porque si algo bueno tiene la playa es que no importa ir sola, con amigas, con un amigo, con pareja, en familia, en su arena cabemos todos, si todos, hasta Ronaldo y sus toques de pelotas.









Y vosotras mariposas, ¿sois de las que piensan que la playa esta supervalorada? 
Sea como sea, me encantará saber  tu opinión, incluso si eres de  los que juegan a palas en la orilla.

Gracias por vuestra visita, no olvides comentar, ese comentario me hace saber de ti y eso me alegra el corazón y mueve mis alas.




viernes, 27 de mayo de 2016

¿Leyenda urbana o realidad?


El misterioso caso del calcetín perdido. 



Hola mariposas, estoy entre asustada y consternada, no sé, si lo que pasa en mi casa, también pasa en las vuestras.

Es una locura la de calcetines viudos que tengo, son tantos que me estoy planteando montar una agencia de contacto para calcetines, y al menos poderlos unir y sacar algo positivo de este despropósito.

No lo puedo entender, como es posible que me pase el año comprando calcetines y que a la segunda puesta uno de ellos ya no exista.

No lo creeréis pero he llegado incluso a hacer un seguimiento exhaustivo de su trayectoria para ver en qué parte del proceso el calcetín A se desintegra y abandona al calcetín B.







Yo los compro y los dos juntos son enfundados en los pies de mis hijas, luego cuando llega la noche ambos calcetines siguen unidos. Hasta aquí todo correcto, pues es en el periodo de tiempo en el que el calcetín cae en la cesta de la ropa sucia y es introducido en la lavadora y tendido posteriormente, donde se produce la temida desaparición. Llegado ese momento el calcetín A ya no está con nosotros.


Me planteo la posibilidad de contratar al equipo de investigación de Bajo Sospecha para que puedan aclarar donde van a parar todos los calcetines que desaparecen.

 Un día leí que en un cráter situado en la Patagonia estaban acumulados todos los calcetines desemparejados de la tierra.


Los compro de suelas de colores para tener clasificadas a las parejas, pues ni tu tía, aun así en dos lavadas uno de ellos pasa a mejor vida.

Os juro que me vuelvo loca con el tema. Hasta el punto que he llegado a pensar que la cobaya, que mis hijas tienen cómo mascota, se los come cuando no la vemos.



Mi preocupación llega a límites insospechados, y llego a creer que mi lavadora se alimenta de esos pobres calcetines que son arrancados del lado de su acompañante sin ninguna piedad.



Solución, acabo de inventar una nueva moda, los compro blancos con las suelas de colores, así cuando todos están viudos los emparejo.

 Esta solución no le gusta a mi marido, que es muy cuadriculado y dice que no se pueden llevar los calcetines diferentes. 

Y digo yo, si estamos en la época de la integración, si lo que mola es ser diferente, pues qué más da, yo a mis hijas les digo que es una nueva moda que está llegando de Estados Unidos y que la gente aún no la conoce.





Y es que me niego a tirar calcetines que están nuevos por el simple hecho del color de su pareja, yo estoy por la integridad  así que porque no empezar con los calcetines.



Estoy segura que Agatha Ruiz de la Prada está de acuerdo con esta idea.


Bueno que se me va la perola, pero es que el tema tiene miga, ya no sé lo que hacer, menos mal que ahora llegan los meses en los que los calcetines pasan a mejor vida y hasta el otoño no volvemos a tener en nuestro día a día el misterios caso de los desemparejados.


Si tienes un truco para terminar con este problema de desemparejamiento, yo y muchas mariposas agradeceríamos que lo compartierais.


Y vosotras ¿Tenéis alguna solución para que esto no pase? O por el contrario tenéis una caja entera de calcetines divorciados llorando la ausencia de su compañero de camino.


Gracias por visitar la buhardilla y ser partícipe de mis locuras, es un placer que revoloteéis conmigo y como siempre será un placer leer vuestros comentarios. 


El blog y yo nos alimentamos de comentarios de la misma forma que  mi lavadora se alimenta de calcetines.


Un beso de mariposa.
















jueves, 19 de mayo de 2016

Planeando unas vacaciones.











Se acercan las vacaciones, y llega el momento en el que la familia se reúne junto al catálogo  de viajes que recogieron de la agencia.

¡Es hora de programar las vacaciones!


En ese momento inicial, todo es nerviosismo y algarabío, todos tienen destinos pensados, planes para hacer. Las fotos de los catálogos avivan  la imaginación y hace que las hormonas de la felicidad funcionen a todo trapo.
Después de casi un año, de trabajo, madrugones, exámenes… Cada vez está más cerca el maravilloso momento de hacer maletas y partir a un nuevo destino, un destino que ha llegado el momento de designar.

Los niños lo tienen claro, Disney gana la partida, los padres se debaten entre playa o montaña y los adolescentes quieren ciudades para descubrir. ¿Oh, eso era antes?, lo cierto es que ando perdida con los adolescentes de hoy en día.


Lo primero que se mira es el viaje a Disney, aunque sea el destino de los pequeños, a todos los adultos acaba contagiándonos la magia.





Y magia es lo que se necesita hacer para poder ir toda la familia al dichoso mundo de la alegría y la felicidad.

Existen ofertas a lo largo del año, para poder visitar el parque sin gastar tanto dinero, pero claro si una familia por circunstancias no puede salir de vacaciones más que en julio o agosto, pues no es justo que no se puedan beneficiar. Pero la justicia es algo relativo.

Los niños saltan de felicidad hasta que ven la cara con la que sus padres se miran, al momento comprenden que este año tampoco podrán ir a visitar a su amigo Mickey. Demasiados ceros en la suma final.

Quizás otro año pueda ser, pero este; la ortodoncia de la mayor, las gafas del pequeño y la reparación de la calefacción se llevaron los ceros necesarios para pasar unos días en el mundo happy de Disney.






Pasamos al plan B, propuesto por mamá. “El caribe”, ella por un momento se ve  en la tumbona sin otra preocupación que pensar cual será el siguiente coctel que tomará. Los niños chapoteando y su marido untándole bronceador en la espalda.







Tras un rato de dar vuelta a los números, el sueño se desvanece en forma de promesa incumplida. Los vuelos son caros y es imposible poder ir hasta allí. Así que como dice la frase: como no me trague la tierra y me escupa en Punta Cana; no veremos el caribe tampoco este año.




Plan C, tras vueltas y vueltas y después de hacer muchos números solo nos quedan dos opciones
Pueblo o Marina D’or ciudad de vacaciones.



No es que sea muy barato pero si lo más accesible, y además llega para combinar una semana en el pueblo y otra en la playa.


Con la decisión tomada, se cierra el catalogo un año más, con el firme propósito de que el año próximo no volverá a pasar  y se irá apartando todos los meses dinero para conseguir la cifra de ceros necesaria para las vacaciones ansiadas.

Pero como un año más, el lugar acaba siendo lo de menos y lo que termina por ser importante es el desconectar, salir de la rutina, cambiar de aires.


Y eso, un año más esta conseguido, por ello pues, bienvenidas sean esas vacaciones que con ilusión esperamos contado los días.


¿Y tú, has planeado ya tus vacaciones? ¿Playa, montaña? Anímate y cuéntamelo. 


Como siempre gracias por entrar en la buhardilla y dedicar tu tiempo a leerme. Recuerda que me gusta que comentes. Que con ello alimentas el blog y mi espíritu. Estaré encantada de saber tu opinión. 

Besos de mariposa. 

















lunes, 9 de mayo de 2016

¿Dónde quedó la buena educación?



Buena educación







Hola, mariposas, hoy os traigo un pensamiento en alto; llevo observando ya mucho tiempo, pero en estos últimos días más que nunca, el grado de mala educación al que está llegando el hombre de nuestro siglo.


No soy defensora de las estrictas normas de siglos anteriores, para nada, creo que el hombre evoluciona y junto con él, todo lo que nos rodea, pero me entristece observar que poco a poco todos vamos contribuyendo, unos por dejadez, otros por desinterés o incluso por voluntad propia, al deterioro y la perdida de los llamados buenos modales. Esos que nos hacían ser educados, cordiales, amables y que conseguían que a nuestro alrededor reinara una armonía y un saber estar.

Yo tengo dos niñas y me doy cuenta como a muchas de vosotras os pasará, que a esta nueva generación ya no están llegando ciertos valores, que me parecen que llegan a ser importantes para nuestro desarrollo y para una convivencia mucho más amena.







Estos buenos modales se van perdiendo por distintos motivos, algunos debido a las nuevas tecnologías, es un poco triste que cuando despertamos, enviemos un saludo, abrazo virtual o buenos días a personas que ni siquiera tenemos el placer de conocer ( ojo yo lo hago y no lo estoy criticando) pero si observo que como andamos liados escribiendo ese saludo virtual nos olvidamos de saludar o sonreír al vecino que nos encontramos todos los días, al panadero que nos vende el pan o al conserje del colegio de los niños. Eso sí, mi amiga Paquita de Colombia, cuando se despierte, antes de decir buenos días a la gente que vive con ella, verá que yo desde el otro lado del charco ya le mandé mi abrazo virtual. ¡Qué nos está pasando!



Sigo observando y me doy cuenta que ya, no se cede el paso a las personas mayores y los asientos del metro van llenos de culos de 20 años, mientras que las mujeres de 60 van de pie cogidas a la barra y haciendo verdaderos equilibrios, pero claro maricón el último, que aquí todos pagamos lo mismo.


No se vosotras, pero mi marido y yo, tenemos una batalla continua para que las enanas se acostumbren a pedir las cosas en condicional y por favor. Vamos que aprendieron antes a programar el mando de la tele que a pedir por favor cualquier cosa, y no por qué no sepan pues cuando la cosa les urge en realidad bien que te sorprenden.






También vivimos en un mundo donde la gente no tiene reparo en hacer preguntas indiscretas, yo tengo el caso de una chica que se cortó el pelo y le llegaron a parar por la calle para preguntarle  si tenía cáncer.

Y es que la discreción, ya no forma parte de nuestros días, si quieres que algo no se sepa cuéntalo en secreto, en cuestión de horas se convierte en una  noticia viral que llega a todos los rincones del mundo.


Por supuesto existen a quien le  encanta hablar a voz en grito, para que todo el bar se entere del momento vivido con su marido y los minutos que llegó a durar el orgasmo. Vamos a ver, que a nadie le interesa, llego a dudar que le interese a la persona a la que se supone que se lo está contando en exclusiva.


Esto me lleva al momento en el que me doy cuenta que vivimos en una sociedad donde se confunde, la libertad de expresión con herir los sentimientos de los demás, el lanzar opiniones sin medir las consecuencias de nuestros actos, y esas consecuencias pueden llegar muy lejos teniendo en cuenta lo cruel que pueden llegar a ser ciertas opiniones en las redes sociales. A mi particularmente eso me da terror.


Estamos educando a una juventud que se piensa que tiene derecho a todo y cuando digo todo incluyo el pasar por encima de los demás.  Y es algo que me entristece y mucho.

A mí en particular me gusta la gente amable, que me saluda mirándome a los ojos y se interesa por mi día y mis inquietudes. Intento ser cortes, por qué me parece que ser cortés no quita lo valiente y cuando alguien envía un mensaje o hace una llamada es grato ser correspondido y no ignorado.


Sé, que me dejo muchos puntos, entre ellos lo que nos cuesta guardar cola, o respetar a los mayores y a los profesores de nuestros hijos intentando no quitarles autoridad delante de los niños. Entrar en estos dos temas, creo que me dará para otra entrada. (Tomó nota mental)


En definitiva, todos estamos reflejados y somos parte de esta sociedad, y yo misma sin darme cuenta, grito cuando me enfado, cada día tengo menos paciencia y como todos me cuesta reconocerlo.
Soy consciente que con nuestro comportamiento, nos estamos cargando el planeta, por la falta de respeto hacia él y además nos estamos cargando las relaciones personales cara a cara, aunque estamos poniendo mucho empeño en mantener y aumentar las relaciones en las redes sociales.

En fin es solo un pensamiento, que como tal, espero se respete y como mínimo haga reflexionar aunque sea un poco a quien llego a leer esto.

No me despido sin por supuesto darte las gracias por tu tiempo y desearte un feliz día



Como siempre recordarte, que tu comentario alegra mi día y me motiva a seguir con este blog que es como bien sabes la buhardilla donde habitan mis mariposas. 











domingo, 1 de mayo de 2016

Una madre una trabajadora.





Existen momentos en que los astros se congregan y hacen que coincidan en el calendario dos fechas que tiene juntas un denominador común.

Hoy 1 de mayo  día del trabajador, igualmente al  ser el primer domingo de mayo celebramos el día de la madre.

Y es aquí donde quiero llegar, al significado común que estas dos palabras comparten Trabajo-Madre.

Porque ser madre significa trabajar sin descanso para realizar  la gran labor de amar, cuidar, proteger y educar.



Una madre es esa mujer que no tiene horarios, que da,  sin esperar nada a cambio, bueno si la verdad que como madre lo único que espero a cambio es esa sonrisa que solo un hijo sabe darte. Es esa mujer en la que nos miramos mientras crecemos y a la que entendemos o no dependiendo la etapa de la vida en la que nos encontremos.



Yo tengo el placer de ser madre e hija al mismo tiempo. Las mariposas que ya sois madres me entenderéis cuando digo que llegado ese momento nos damos cuenta del verdadero papel que nuestra madre hizo con nosotras. Nos damos cuenta de todo lo que por nosotras han hecho y muchas (las que aún están con nosotras) siguen haciendo.
Mamá es una de los léxicos más importante en el vocabulario de una persona. Es una de las primeras palabras que aprendemos a decir y una de las que más repetimos a lo largo de nuestra vida, y aunque no por experiencia propia, la que más nos duele dejar de decir.


Una madre es esa persona que siempre camina a nuestro lado, ella conoce mejor que nadie nuestros defectos y nuestras virtudes y es que ella desde que somos unos bebes, nos observa en silencio, nos estudia y dedica su vida a entendernos, sin embargo en ocasiones ¡Es muy complicado!
Ella sabe con solo mirarnos si todo va bien y es la persona que de verdad se alegra de nuestro éxito y sufre con nuestros fracasos.




Una madre es el apoyo que necesitamos para evolucionar, es esa persona que no nos debería de faltar nunca, ella nos ayudó a dar los primeros de muchos pasos en la vida y es el remanso de paz al que acudimos cuando tenemos la sensación de que todo nuestro mundo se tambalea.

Yo, cómo mariposas hija, soy un desastre, lo reconozco, descuidada y dando por hecho que ella sabe que la quiero. Pero ahora cómo madre sé lo que esa palabra escuchada de labios de un hijo colma y reconforta.

Gracias a mi madre estoy criando a mis dos hijas, ya que ella me ayuda cómo una madre sabe hacer, estando a mi lado siempre y cuando la necesito, dándome el espacio suficiente para que me desenvuelva y me desarrolle en esta  gran faceta, pero como siempre pendiente de cubrir cualquier necesidad. Y es que esa es la función de una madre, estar pendiente de las necesidades de nuestros hijos.

Como mariposa madre no soy quien para decir si  soy la mejor, solo que intento hacerlo lo mejor que sé y por supuesto en el intento no dejo el rectificar y aprender para poder ser para mis hijas cómo poco lo que mi madre fue para mí.


Pero sí que es cierto que es mi obra más importante, la labor que ocupa el 95% de mi tiempo. Que una es madre desde que abre los ojos hasta que los cierra y aunque sea una labor muy sacrificada es la labor que con más gusto se hace.
Por muchos años que viva no olvidare el sentimiento que lleno mi vida en las dos ocasiones en las que pude por primera vez tener a mis hijas en brazos. En ese momento di por bueno todo mal momento y por supuesto, cada vez que una de mis hijas me dice te quiero o me regala un súper abrazo recibo la gran recompensa.


No existe mejor recompensa que un beso, un abrazo o un te quiero lo único  que una madre necesita, para ser feliz. Y si un hijo es feliz, una madre lo será siempre.

Deseo de corazón que todas las mamas mariposas, hoy tengáis esa recompensa de vuestros retoños, ese beso acompañado de un abrazo y un te quiero de esos que tienen el poder de tocar vuestro  corazón.

Yo como hija prometo hacerlo, y como madre estoy segura de recibirlo.

El regalo más grande del mundo es ver crecer a nuestros hijos.

Y aunque todos los días son el día de la madre, ya que hasta las que tuvieron la desgracia de perder la siguen recordándola cada día, dediquemos el día de hoy a ellas.  A decirles Te quiero, abrazarlas y hacerlas sentir por un día el centro del universo.

Porque aunque todas las mariposas no sean madres, existe una cosa que si tenemos en común.
Todas somos hijas, y eso nos lleva a la conclusión que sin una madre no cabe la posibilidad de existir.
Una madre es  el principio de todo. El primer regalo que con inmensa generosidad no ofrece es un regalo que se llama VIDA.

Felicidades a todas las madres del mundo, porque ellas son el claro ejemplo de la generosidad humana, de la superación y del significado de la palabra amor.






Gracias como siempre por vuestra visita, espero con ilusión ese comentario que me hace saber que os gusta leer lo que os cuento. El blog y yo os alimentamos de ello.