Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

Ser madre, una gran labor.

Cuando una mujer es madre, el día a día con sus problemas y situaciones va haciendo que se olvide el verdadero sentido de la palabra.
Todos los seres humanos adquirimos la fea costumbre de no valorar lo que tenemos hasta que no lo perdemos y pensar en esa fea virtud es lo que me hace llegar a esta reflexión.

Yo, adoró a mis hijas, me gusta cuidar de ellas, despertarlas y dejar que sus “buenos días, mamá” iluminen mi mañana.

Disfruto haciendo su desayuno, preparándoles su ropa, peinando sus largas melenas y saboreo esos momentos de conversación que tenemos camino al colegio, donde hablamos de nuestras cosas, de esas que solo nosotras tres entendemos y que nos hacen sentir especiales y unidas.

Tarde en la radio.

Hola, mariposas, si algo tengo claro dentro de este mundillo de la escritura, es que gracias a él, estoy conociendo a gente maravillosa que estimula mi vida, que me ayuda a crecer, como escritora pero sobre todo como persona. 
Muchas veces cuando una se convierte ,en una rata de biblioteca, se le olvida que más allá de las teclas y la pantalla del ordenador, existe un mundo alucinante que se mueve y respira. 
Ni que decir tengo que mis lectores son fieles e intentan ayudarme dentro de sus posibilidades. Algo por lo que siempre les estaré agradecida. 
Hoy os cuento el caso de una mariposa llamada Rosa (ella sabe quién es) vecina de una localidad cercana a mi domicilio llamada Torrent. 
El caso es que Rosa después de conocer mis novelas en digital, quiso tenerlas dedicadas en papel.  Hecho que  me conmueve y me llena de un orgullo inmenso. 
Al ponerse en contacto conmigo para que le hiciera llegar la segunda novela A través de su objetivo. Me comentó la posibilidad de ponerme en contacto con…